verano

Desde que ha empezado el verano

25/7/14

Recuperamos esta vivencia del verano pasado, pues se trata de un tema muy actual y pertinente.

Desde que ha empezado el verano, nuevas dificultades aparecen en nuestras vidas relacionadas con el trastorno y el síntoma, y para aprender a afrontarlas y trabajarlas, cada viernes hacemos salidas a la playa.

En la playa se nos presentan bastantes dificultades como comparaciones físicas, el hecho de tener que exponernos al estar en bikini, que nos puedan juzgar por el cuerpo, vergüenzas, complejos, etc y son cosas que normalmente nos frenan las ganas de disfrutar de el verano. Por todas estas dificultades en muchas ocasiones no nos permitimos el ir a la playa, divertirnos con los amigos, ponernos la ropa que nos gusta, etc, pero al poder pasar por esto con el grupo, se van cayendo estas barreras y la experiencia cada día que vamos es mas cómoda y agradable.

El ir con el grupo y compartir todas estos mismos miedos y dificultades hace que nos sea mas fáciles pasar por ellas, y el grupo nos ayuda a descentrarnos del problema y saber disfrutar el momento con naturalidad.

Poco a poco vamos avanzando un poquito mas en libertad para poder disfrutar plenamente del verano sin tener que estar pensando continuamente en como se nos ve o que pensara, y el empezar a hacerlo con el centro nos ayuda a trasladarlo fuera y ser capaces de disfrutarlo también con nuestra gente.

Este verano somos un poquito mas libres y así, paso a paso no habrá nada que se nos resista.